VOLVER

5 cosas que puedes hacer ante momentos de incertidumbre

Desde Atoq Hoteles, nuestro propósito siempre ha sido ser un lugar positivo, seguro, de paz y descanso, para que peruanos, peruanas y los muchos turistas de diferentes partes del globo que nos visitan, puedan apreciar la belleza única, experimentar la cultura milenaria y disfrutar de los paisajes hermosos de nuestro amado Perú, viviendo una experiencia inolvidable con nosotros que deje una huella positiva.

Dada la situación que atraviesa nuestro país, desde Atoq, con mucho cariño, queremos compartirte algunos consejos para lidiar con las emociones que puede generar la coyuntura que vivimos en estos momentos.

Nuestro país enfrenta una situación de polarización, desunión y riesgo. Estamos expuestos a mucha información con diferentes posturas, esto, sin duda, puede afectar nuestro estado emocional. Por ello, es importante estar atentos más que nunca en cuidarnos física y emocionalmente ante escenarios de incertidumbre, inestabilidad y crisis.

Los últimos 3 años hemos convivido con situaciones adversas, que escapan de nuestro control y que afectan inevitablemente muchos aspectos de nuestras vidas. Luego de enfrentar una pandemia global y una ola de crisis política, económica, conflictos mundiales, es lógico que todos estos factores puedan repercutir en nuestra salud y bienestar.

5 acciones que puedes poner en práctica:

1) Meditación: Hay muchísimas técnicas de meditación muy bien explicadas y guiadas que están al acceso de todos, tanto escritas explicando los muchos beneficios de esta acción, como en videos para que lo hagas paso a paso. Encuentra la ideal para ti y ponte como prioridad meditar al menos de 5 a 10 minutos al día, si puedes volverlo un hábito constante, sentirás una gran diferencia positiva en tu día.

Aquí te compartimos 3 videos de guías de meditación:

2) Haz una lista de todas las cosas que si están bien en tu vida: En momentos de tensión, estrés o ansiedad, es muy bueno plasmar en un papel, las cosas por las cuales agradeces en tu vida y en tu mundo. Enfócate en todo lo bueno que tienes, escríbelo, léelo y pega ese papel en un lugar que mires constantemente en tu día, como en tu escritorio, mesa de noche o algún espejo de tu casa. Cuando los pensamientos negativos, fatalistas o de preocupación te aborden, concéntrate en lo que sí está bien y agradece por ello.

3) Cuídate más que nunca: Nuestras acciones y rutina diaria, nos moldean y determinan cómo nos sentimos. En momentos de tensión, fragilidad o malestar, mantener una buena alimentación es clave, come bien y balanceado, toma mucha agua y duerme tus horas completas. Haz alguna caminata de al menos 30 minutos o cualquier actividad física que te guste, te sirva como desfogue y te traiga endorfinas que son medicina pura para el ánimo y el alma.

4) Tómate un respiro y dedica tiempo para ti: Encuentra ese tiempo para desconectarte y haz alguna actividad buena para ti, que te guste, te haga bien y que tal vez no hagas tan seguido. Puedes hacer ejercicio, leer un libro, cocinar algo especial, hacer yoga, escuchar música sin hacer nada más, ver una serie que te guste, etc. Tómate el tiempo para no hacer más que disfrutar de la actividad que escojas como sana distracción.

5) Rodéate de un entorno positivo: Mantente en contacto con personas que te den apoyo emocional. Si necesitas desahogar ciertas preocupaciones para reducir el estrés o conversar del tema, hazlo con esos vínculos que sean tu ambiente seguro. Apóyate en esas personas que atraen positividad a tu mundo, hacen las situaciones difíciles mejores y que te centran y te hacen sentirte sostenido/a. También, si te afecta o hace daño, silencia lo negativo en redes sociales y en tus relaciones, ponle una pausa a lo que te hace daño, está bien mantenernos informados, pero hay que saber cuando poner una línea por salud mental.

Hay muchas situaciones que escapan de nuestro control y que por más que nos gustaría solucionar, dependen de varios factores externos a lo que podemos hacer de forma concreta. Lo que sí puedes hacer, es siempre tener empatía, respetar a los demás, respetarte y cuidarte enfocándote en tu bienestar ante escenarios que generan preocupación, estrés, ansiedad y más emociones que nos afectan física y mentalmente.

Al final todos los peruanos y peruanas queremos #PazparanuestroPerú